miércoles, 30 de enero de 2013

Fútbol: El Clásico dolor de cabeza

Por: Alfredo García Pimentel

Con total certeza puedo adivinar que, al final de este miércoles, habrá uñas y pelo de menos en muchos seguidores del fútbol mundial. Cada vez que se enfrentan, Real Madrid y Barcelona tienen la capacidad de merecer las miradas de todos… y ahora, tal vez con más morbo que nunca, se verán en una nueva cita.

Por tercera temporada consecutiva merengues y culés jugarán por la Copa del Rey. En los dos cotejos anteriores hubo división de honores, con victoria para los blancos en la final del 2012 y para los blaugranas en los cuartos del pasado año.


El Barça sale a defender su corona copera… y lo hará en un Santiago Bernabeu donde siempre anota; al menos así lo ha hecho en los últimos 5 enfrentamientos dobles ante el Madrid. Llegará el club catalán con toda su banda a punto, como virtual campeón de Liga y con su astro Lionel Messi en pura efervescencia goleadora.

Del lado blanco el panorama es más sombrío. Lamentables las ausencias de Iker Casillas y Pepe, por lesión, así como las de  Sergio Ramos, Fabio Coentrao  y Ángel Di María, por acumulación de tarjetas. De tal forma, obviamente mermados, los merengues tendrán que mover otras piezas… y se especula que tendrán a Varane y Albiol en el eje de la defensa, mientras que Luka Modric podría ser suplente por El Fideo.

Adán en la puerta, Arbeloa y Marcelo completando la línea de fondo, Xabi Alonso, Khedira y Özil en el medio, con Cristiano y Benzema en punta, parece ser la fórmula que pondrá José Mourinho sobre el campo, con Ricardo Carvalho, Michael Essien y Gonzalo Higuaín como variantes.

No obstante a salir sin el cartel de favorito, el Real Madrid irá a buscar la eliminatoria de Copa. Con la Liga perdida, no le queda más remedio a la tropa capitalina. El Barça, con su eterna mentalidad ganadora, va con todo el Bernabeu, tal vez con el deseo de sacarse la espina de la última Supercopa y de los únicos puntos que dejó en la primera vuelta del certamen liguero.

Por tanto, como siempre, habrá espectáculo en Madrid y el mundo estará pendiente. Sería de locos no dar al Barcelona como favorito (Pinto, Alves, Puyol, Piqué, Alba, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro, Villa y Messi), aunque, a decir verdad, vaticinar estos encontronazos siempre constituye un reto.

Juegan dos clubes, dos filosofías, dos formas de entender el fútbol… y hasta dos tendencias políticas antagónicas en la realidad española. No sé para usted; para mí es un Clásico dolor de cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario